Nerea Mafarki: “Cantando me sano”

‘La Caza’, de Monteperdido a Tramuntana
10 febrero, 2021
‘El olvido que seremos’, terapia y memoria
15 febrero, 2021

Cuando un artista hace lo que de verdad ama se nota.

En cada respuesta de esta entrevista a Nerea Mafarki, nuestra protagonista, nos damos cuenta de cómo llega la música y aquello que te gusta a lo más profundo del alma. Esta chica asturiana ha apostado por una música con aires libertadores y nada conceptuales, música que nos presenta en esta charla tan enriquecedora que tuve con ella.

-Preséntate. Danos a conocer quién eres y qué haces.

Soy Nerea Mafarki, una soñadora apasionada que siempre ha tenido ganas de usar su voz para abrirse al mundo. Soy un corazón encendido, que piensa que un planeta tan bonito ha de servir para algo más que para levantar barreras de miedo y de sangre. Alguien con el anhelo de amar la vida, y regalar amor a las formas en que esta se manifiesta, empezando por la mía; aún tengo mucho que aprender pero, para esto he elegido la música. ¿O será que la música es quién elige a sus fieles prisioneros sin ninguna posible escapatoria?

-¿Por qué decides apostar por música con un estilo tan diferente como los ritmos africanos o celtas? ¿Qué tienen de especial?

Son los que me mueven de verdad por dentro. Llegan a partes de mí donde los estilos más comunes no llegan. Me conectan con partes profundas y distintas de mí misma. Y siento que cada uno de esos ritmos se puede unir a una o unas emociones diferentes. Además, me da cierta rabia que, cuando se imparte música y su historia, se obvien tantos países que tanto tienen para ofrecer y aportar. ¡¡¡La historia de la música debería englobar de verdad las melodías y los latidos de todo el mundo!!! Se dice que la canción más antigua del mundo nació en Sumeria, Oriente Medio, ya con un sistema de escritura como notación musical, antes que los cantos gregorianos.

-¿En qué lugares has actuado?

En Asturias, mi tierna natal, he actuado en algunos bares y también he estado con una orquesta por las fiestas durante un verano. En Madrid he actuado en el Búho Real, en el Rincón del Arte Nuevo, en Liberarte y en Espacio Ronda. En este último lugar, el más reciente, es donde actué (el 7 de noviembre de 2020) por fin mostrando lo que de verdad quiero hacer con la música.

Soy Nerea Mafarki, una soñadora apasionada que siempre ha tenido ganas de usar su voz para abrirse al mundo.

-¿Desde cuándo subes a los escenarios?

Desde los 17 años, pero como ya he dicho antes, es ahora cuando me he encontrado con lo que quiero hacer con la música, y puedo decir que saber lo que uno quiere hacer con lo que ama, da mucha seguridad, más allá de las tablas que se puedan tener. Aún así, me siento enormemente agradecida por todas las oportunidades anteriores y las personas que me han enseñado y las que me han acompañado en el camino hasta este momento, que espero se den por aludidas si leen esto.

-¿Cómo definirías tu música y tus actuaciones?

Con mi música y mis actuaciones me gusta transmitir un mensaje hilado a través de las canciones. Es como un viaje que empieza desde adentro y termina hacia afuera. Un viaje emocional. Y también un viaje cultural. Es una necesidad de huir de las modas y su parte de superficialidad, para buscar algo más profundo, para desnudarme de verdad frente a quienes me escuchan y brindarles algo sincero, algo que nazca de un impulso genuino e inocente. Y tratar de recordarme a mí misma y a los demás lo mágica que puede llegar a ser la vida, empezando por la que late dentro de nuestro propio corazón. Desmenuzar y derribar mis miedos para hacer renacer al amor. Y vencer las barreras que hemos construido entre países, entre continentes, unir las sonoridades de las distintas culturas, de mezclar algún matiz ancestral o antiguo con deseos de novedad, de actualidad, dejando al descubierto que hasta los lugares y tiempos más opuestos, pueden tener más en común de lo que parece. Busco la unidad, re-unirnos.

Y en directo, siempre tiene que caber algún baile y la participación del público, a quien prefiero llamar “mi familia musical”, no soy yo en el escenario y ellos en la otra parte, busco crear esa energía que dé sensación de que somos eso, una familia, un todo necesario.

Y estas cositas, las llevo a cabo en muy buena compañía, junto a Bruno Travi, un gran músico multi instrumentista y productor peruano que se ha sumado con toda su ilusión, su creatividad, su trabajo y su magia en este proyecto, porque lo que conlleva es algo que a él también le mueve por dentro. Es una gran mano derecha para mí, me ofrece muy buena guía y un gran apoyo.

-Haces colaboraciones con otros músicos e intérpretes. Háblanos de ellos y explica el por qué.

¡¡Sí!! Son personas que me voy encontrando en mi camino y que considero que tienen arte y un brillo especial, por lo menos para mí, en su interior. Personas a las que admiro y con las que conecto tanto musicalmente como… de alma a alma.

Por ejemplo: Cherif Diallo, Baye Fall, lleva la percusión en la sangre y canta con todo el corazón, y con devoción a Dios. ¡¡Su historia daría para otra entrevista!! Él me enseña cantos y ritmos hermosos de Senegal, y más cosas de la vida.

ASO él es como un hermano para mí, nuestra conexión es tan fuerte y curiosa que, siempre vamos como en el mismo proceso, uno compone sobre un tema, se lo manda al otro, y resulta que este acababa de escribir algo sobre lo mismo. ¡Nos pasa todo el tiempo!

Isi Ignis es un rapero de mi tierrina que desgarra su alma viva en sus temas. La energía que desprende es plenamente intensa. Caramelo Swagger: ella es una artista de movimiento urbano. Admiro mucho su responsabilidad y aspiración siempre a más. Siempre está en movimiento, no sabe perder el tiempo y está llena de amor.

Con mi música y mis actuaciones me gusta transmitir un mensaje hilado a través de las canciones. Es como un viaje que empieza desde adentro y termina hacia afuera. Un viaje emocional. Y también un viaje cultural. Es una necesidad de huir de las modas y su parte de superficialidad.

Nerea Mafarki es compositora y músico.

-¿Te gustaría actuar con algún artista en especial o en algún lugar en concreto?

Con El Chojin. Ya colaboro con él en una canción de su último disco, pero es una de las personas del mundo de la música con las que más conecto de corazón. Además de él, también me gustaría actuar con otros raperos hispanohablantes (ZPU, Nach, Locus, Ambkor, Horus…)

También me fascinaría actuar con Sona Jobarteh, Omar Faruk Tekbilek, Ghalia Ben Ali, Anoushka Shankar y Alicia Keys.

No hay un espacio en concreto en que me me imagine actuando, pero sí sé que me encantaría actuar en países de África, Asia y Latinoamérica sobre todo, pero en sí por todo el mundo. Sería fantástico algo así como ubicar un escenario en algún paisaje o monumento típico y bonito de cada lugar, más que en un espacio creado para eventos de este tipo. Mientras te cuento esto me imagino cantando en el desierto. En una noche mágica con una hoguera jajaja. También he recordado un templo griego del que un profesor me habló, en que daban conciertos dejando ver detrás el paisaje de un volcán, o algo así. O quizás era dentro de un volcán, no recuerdo bien, pero algo así sería súper chulo. Y cómo no, en cualquier lugar de Asturies, mi tierrina.

-¿Qué instrumentos sabes tocar?

Me defiendo al piano y estoy aprendiendo a tocar la calabaza de agua y la darbuka.

-¿Qué tipo de cultura consumes?

Me gusta el teatro más que el cine, aunque voy poco, y la lectura. Siempre me han gustado los géneros de fantasía y aventura, e históricos. Y los documentales (de la naturaleza, del universo, de historia…). Me gusta que lo que vea o lea me transmita una enseñanza y me invite a la reflexión. Y bueno, por supuesto, consumo música. También me gusta visitar museos, sobre todo cuando hay una persona como guía.

Me encantaría actuar en países de África, Asia y Latinoamérica sobre todo, pero en sí por todo el mundo.

-¿En qué momento del día y lugar compones?

Depende del día, la verdad. A veces puedo estar haciendo cualquier cosa cotidiana en cualquier momento del día como comer o cocinar, o ir en metro y de pronto, sin ninguna intención, me sale una improvisación que me gusta. Pero el lugar donde termino de darle forma suele ser mi habitación o la naturaleza. Un momento fácil para componer para mí es cuando me ganan mis emociones y necesito soltarlas, cantando me sano. Y para buscar la inspiración me gusta más la noche.

-He visto que también dedicas tiempo a la escritura. ¿Por qué? ¿Qué se expresa en ella que no se expresa en la música y al revés?

Cuando era pequeña tenía muy claro que quería cantar, pero también me gustaba mucho escribir, poesía, cuentos cortos, otros más largos… estuve un tiempo desconectada de esa parte de mí pero he vuelto a ella.

No encuentro la forma de explicar las diferencias que encuentro a la hora de expresarme a través de una u otra, ya que lo percibo más como sensaciones. Bueno, y tienen similitudes, la música engloba muchas cosas, puede llevar implícita también una historia o una poesía, a la vez que no tiene por qué necesitar si quiera palabras. En la escritura también se sigue un ritmo, ya sea al escribir o en el momento de la lectura. No sabría cómo explicar esa pregunta que me haces, por lo menos por ahora, quizás en el futuro lo descubra jajaja. Por el momento sólo sigo lo que me va naciendo. Si me nace escribir, escribo, si me nace componer música, compongo.

-¿Qué proyectos tienes de cara al futuro?

Este año quiero sacar ya mi primer disco. Quiero ser también productora. Estoy empezando con ello. También quiero seguir formándome musicalmente y empapándome de las músicas de las culturas que me llaman la atención.

Y por supuesto seguir dando conciertos. Bruno me anima a apuntarme a festivales así que estoy buscando en cuáles podría encajar. ¡A ver si este año la situación lo permite!

También poco a poco dar forma a mi lado de escritora, seguir formándome en danza del vientre hasta llegar al nivel profesional y aprender otros tipos de danzas. Y, lo más importante, seguir creciendo como persona. Así podré entregar con más calidad todo lo que nace de mi interior.

También quiero seguir formándome musicalmente y empapándome de las músicas de las culturas que me llaman la atención. Y, lo más importante, seguir creciendo como persona. Así podré entregar con más calidad todo lo que nace de mi interior.

Desde A2VOCES deseamos a Nerea mucha suerte en ese primer disco que presentará este año y que siempre continúe defendiendo y apostando por aquello que la hace feliz.

2 Comments

  1. Vicky dice:

    Me ha encantado la entrevista con Nerea Mafarki.

  2. Raquel dice:

    Precioso lo que expresas Diosa Atenea! y como siempre Bella por dentro y por fuera!!! Gracias por ofrecernos el regalo de tu existencia y de tu arte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *