Acordes desde el ‘Piso 7’

Amaia y el placer de dar ‘Una Vuelta al sol’
29 mayo, 2020
La trilogía de Puerto Escondido
3 junio, 2020

#MúsicaA2VocesPiso7

Álex (@a.maireles), Javi (@torresvjavi) y Gon (@gonzalogarcia_) han llenado de música una calle céntrica de Valencia, haciendo de un número y de su balcón un rincón para el entretenimiento y la composición de canciones durante la cuarentena. A2Voces ha entrado en su casa, en su Piso 7 (@pisosiete_)

Nos atiende uno de ellos, Alejandro Maireles, de 24 años y natural de Massarrojos, Valencia. Él es el único de los miembros de este grupo que tiene estudios de música. Su grado medio le ha servido para ser percusionista en la Agrupació Musical de Massarrojos y para dar a conocer a sus compañeros de piso el gusanillo de la música.

Maireles nos habla de sus compañeros, de Gonzalo García, que tiene su edad y “sabe tocar un poco el saxo”. Su amigo, que es de Benejúzar “no tiene estudios de música y desconocía que sabía cantar”. También nos presenta a Javi Torres, quien comparte edad con los dos anteriores y es natural de un pueblo cercano a Orihuela. “Javi nunca se había acercado a la música, no sabía lo que es un tiempo y un contratiempo y tampoco un compás. Su evolución ha sido chulísima, porque se ha iniciado en el ámbito musical gracias a todo esto que hemos hecho”, nos cuenta Alejandro.

-En A2voces queríamos saber cómo se forma Piso 7 y Alejandro nos cuenta cómo les surge la idea de probar a hacer música durante el confinamiento. 

Yo no sabía tocar la guitarra y este confinamiento me incitó a hacerlo, a probar. Un día buscando ideas vimos un grupo de unos chicos catalanes “Stay Homas”. Nos pareció una idea brutal y dijimos, ¿por qué no probamos nosotros?. Ahí empezamos a descubrir talentos musicales que no sabíamos que teníamos.

-Gracias a lanzarse a esta aventura los tres han conocido habilidades ocultas dentro de ellos y eso les ha hecho aprender con y de la música.

Descubrimos nuestra creatividad componiendo las letras, Gonzalo descubrió la voz que tiene, Javi descubrió que tenía ritmo y que le gustaba mucho tocar el piano y yo empecé a sentirme cada vez más cómodo con la guitarra.

Empezamos a componer. Fue algo que surgía, que fluía. No teníamos ningún proceso ni sabíamos cómo componer, simplemente probábamos acordes y si nos gustaban y teníamos un ritmo empezábamos a hablar de las letras. Cada una de ellas habla de algo distinto pero el tema central ha sido el confinamiento. Esto nos ha hecho reflexionar, valorar, pensar y nos dimos cuenta que nos gustaba mucho lanzar ese mensaje positivo a la gente con nuestras canciones. Nos decíamos y queríamos decir que esta época tan difícil la teníamos que llevar con una sonrisa. Nos ha pillado una situación inesperada y teníamos que buscar la parte positiva.

Cada una de ellas habla de algo distinto pero el tema central ha sido el confinamiento. Esto nos ha hecho reflexionar, valorar, pensar y nos dimos cuenta que nos gustaba mucho lanzar ese mensaje positivo a la gente con nuestras canciones.

-Para Maireles el cómo llegan a ese piso es una “historia bonita”. Hay estudios que dicen que el número siete es el número de la magia y la espiritualidad y para estos chicos es un número que da nombre a una casa, a un gato y a un proyecto en común.

Nosotros vivimos en la calle Segorbe 7, piso 7. Además, hemos adoptado un gato pequeño que se llama Seven. Había muchos sietes en nuestra vida. En realidad en el piso somos cuatro, pero uno de ellos antes del estado de alarma, se fue a su pueblo y no pudo volver a casa con nosotros, así que hemos pasado el confinamiento nosotros tres juntos.

Este piso nace por una relación laboral que teníamos y queríamos un piso, pero no de estudiantes, sino un piso de trabajadores jóvenes. Somos tres amigos que nos hemos juntado en el centro de Valencia para poder trabajar y gracias a ello ha surgido algo brutal. No nos conocíamos. Ocurrió algo típico, te caes bien, te llevas bien, compartes piso pero no te conoces realmente y este confinamiento nos ha servido para eso, para conocernos de verdad, nos hemos abierto mucho gracias a la música.

-Le preguntamos por su canción favorita, por la que ellos creen que es la mejor o la que más ha gustado a sus ya fieles seguidores de Instagram y YouTube. Parece que hemos hecho una pregunta complicada. 

Pregunta muy difícil esta. Entendemos que la primera canción es la que más “boom” ha podido tener porque fue la novedad.

Mirando los datos la que más visualizaciones tiene en Instagram, que llega ya a alrededor de las 7.500 es “Volvemos a viajar”, Confination IV. A mí, personalmente, la que más me gusta es, valga la redundancia, la número siete, que se llama “Lenguaje universal”. Me gusta mucho por la complejidad, creo que en este  tema hemos alcanzado el clímax. Esta lleva un trabajo más complejo y musical. Hablamos con amigos míos y metimos una viola, una marimba, un piano, una tuba, instrumentos más diferentes que son chulísimos y que no forman parte de las bases típicas de las canciones. Creo que esa nos quedó muy chula.

Quien nos escucha nos ha dicho de todo, hay a quien les gusta más las que son tranquilitas como la número seis, otros que les gusta más el rollo del veranito, más frescas, como la número tres o la cinco. Creo que tenemos un perfil de público bastante amplio, no estamos enfocados a ningún nicho. A las chicas jóvenes les gustan las que le recuerdan al verano, a los músicos las que tienen una base musical más potente porque musicalmente es mejor. Creo que realmente lo que la gente valora es el buen rollo y las letras. Está claro que necesitamos trabajar bastante para mejorar mucho.

-Cuando inicias un proyecto, normalmente, la familia y los amigos son los primeros en apoyarte, en estar a tu lado en esos inicios. Los tres componentes han tenido esa suerte y  además, por lo que cuenta Alejandro, les han aportado mucho a la hora de componer a pesar de mostrarse incrédulos al principio de esta aventura. 

Al principio no se lo creían. A mí me decían, pero Alejandro, cómo vas a tocar tú la guitarra si no tienes ni idea, a Gonzalo le decían ¿pero cómo vas a cantar si no sabes?. La familia de Javi en una videollamada le mostraron su sorpresa porque nunca le habían visto coger un instrumento, él no sabía hacer nada con ninguno y nunca le había gustado. Cuando le vieron cantando y disfrutando con nosotros alucinaron. Creo que a partir de la primera y la segunda canción la gente dijo: cómo molan.

Nosotros teníamos esa parte de incertidumbre, porque habíamos hecho dos y dijimos, vale, ¿ahora qué va a pasar aquí?. Con el tercer tema abrimos el canal de Instagram y YouTube y la gente empezó a tomarnos mucho más en serio. La familia empezó a apoyarnos por detrás y a darnos ideas. Todos tenemos mucha suerte porque tenemos unas familias muy unidas y eso lo estamos notando mucho. Ahora que ya hemos empezado a quedar con ellos en el campo y tal amenizaban el día con Piso 7, cantan con nosotros, es algo brutal. Recibimos mensajes como: un sábado más esperando a oíros, con qué nos vais a sorprender hoy, cómo me alegras el sábado… Estas son las cosas que nos hacen seguir.

Recibimos mensajes como: un sábado más esperando a oíros, con qué nos vais a sorprender hoy, cómo me alegras el sábado… Estas son las cosas que nos hacen seguir.

-La cuarentena nos ha dado a todos mucho tiempo libre y, como Piso 7, casi todos hemos invertido muchas de esas horas que pasaban en hacer o aprender algo nuevo, pero, ¿qué pasará cuando la vida ya sea “normal”? ¿Seguirá sonando la música en el Piso 7? Alejandro nos responde. 

Muy buena pregunta. Ahora mismo nuestro siguiente proyecto es grabar las canciones que tenemos para conseguir una calidad mucho mejor porque ahora mismo lo que tenemos hecho lo hemos grabado con un móvil, sin planos sonoros.

Queremos hacer una maqueta de diez canciones y cuando lo tengamos preparado sacaremos esa maqueta y dos canciones nuevas, para que la gente vea que hay dos temas nuevos a parte de los que puedan escuchar en la maqueta. Queremos grabarlas bien para tener todo cohesionado, que no se oiga la voz muy alta o la música muy descompasada, queremos tenerlo todo bien hecho, que suene limpio. Estamos en la fase grabación casera, probando en mi cuarto, acondicionando la habitación con colchones, un micro condensador, una tarjeta de sonido. Ninguno controla de grabaciones caseras, estamos llamando a colegas que tienen algo de idea y viendo vídeos para ver cómo funciona todo esto.

Ahora se nos hace más difícil ensayar que antes porque ya hemos empezado a trabajar, podemos salir con los amigos, cada uno tiene su horario y claro, antes con tanto tiempo y al estar en casa todo era más fácil. No hay una fecha clara para este proyecto, la música tiene que fluir, no provocarnos ningún estrés, no tiene que ser nada obligatorio. Tenemos momentos en los que estamos más o menos inspirados. Ahora es momento de relax, de grabar bien lo que tenemos y seguro que nos salen más temas chulos para un futuro.

-Estos chicos tienen claro que quieren seguir creciendo y les invitamos a que cuenten a los lectores por qué sus letras y sus músicas deben ser escuchadas.

Porque creo que somos un sonido fresco, somos tres personas que transmitimos buen rollo y creo que, a pesar de las limitaciones musicales que hemos tenido nuestras letras transmiten mucho. Tenemos ese sentido profundo de la letra, un modo poético que te da buenas sensaciones. La música principalmente es hacer sentir algo a la gente y creo que eso lo hemos logrado. Buen rollo, hacer pensar, recordar. Creo que somos algo muy chulo de recordar en esta época tan difícil que hemos y estamos teniendo.

La música principalmente es hacer sentir algo a la gente y creo que eso lo hemos logrado. Buen rollo, hacer pensar, recordar. Creo que somos algo muy chulo de recordar en esta época tan difícil que hemos y estamos teniendo.

Ellos, al igual que muchos jóvenes, han apostado por crear, por lanzarse a realizar un proyecto. A veces, algunos de esos jóvenes que intentan apostar por ellos y por un cambio no lo hacen por miedo o porque no creen en ellos, en esta pregunta, Alejandro les da alguna pista de lo que él cree que deben hacer.

-¿Qué les diríais a los músicos amateurs o a quien piensa en lanzar un proyecto?

Un mensaje de ánimo. Voy a dar mi humilde opinión porque no sé hasta que punto puedo considerarme músico. Le tengo mucho respeto a ciertos artistas que considero que están a varios niveles por encima de nosotros. Comenzando desde esa humildad que tenemos les diría que la creatividad tienes que potenciarla, nunca negarte a algo. Si alguna cosa te nace y te provoca nuevas sensaciones y te realiza por dentro no hay que dudar ni un momento en intentarlo. Puede salir mejor o peor pero el camino, el proyecto, es una dosis de ayuda brutal que incluso te sirve para otras cosas, a ver ciertos aspectos de tu vida de otra manera. Hay que transmitir lo que tienes dentro, plasmarlo, y darle una forma elegante para que intente llegar y gustar a la gente. Cada uno tiene su esencia y ha de descubrirla.

Como siempre desde A2VOCES, seguiremos la pista de Piso 7, esperaremos esa maqueta y seguro que muy pronto os  podemos contar cómo les va en su andadura por la música.

#puntoDgiroA2Voces

1 Comment

  1. Vicent Roca dice:

    Que grandes!!!!
    Seguir así y mucho ánimo.👏👏👏

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *