Maroon 5, dulce hiperactividad

Thimbo Samb: “Es necesario ver negros dirigiendo en este país”
2 diciembre, 2020
‘La Valla’, ¿año 2045?
7 diciembre, 2020

Si algún día me caso, Sugar tendrá que sonar en el banquete de mi boda. Mis amigos ya saben que tienen que montar una coreografía con canciones de Maroon 5 para ese día. Seguramente, si ocurre lo mismo que en el videoclip, no me casaré.

Yo escucho todo tipo de música. Pop, rock, clásica, bandas sonoras, música en español, música en inglés, de los ochenta, actual. Toda, porque la música es perfecta para todas las ocasiones y cada canción y estilo tiene su momento, pero, ¿por qué está afición por este grupo americano? Os lo cuento.

La primera vez que escuché She will be love tuve la necesidad de saber quién era el cantante que tenía esa voz tan característica. Él era Adam Levine, el vocalista de un grupo nacido en 1994 en Los Ángeles, Estados Unidos. Si hay una cosa que define a este grupo creo que es el difícil tono de voz que tiene Adam. En numerosas ocasiones, actores y cantantes han intentado imitar esa peculiar voz y ninguno lo ha conseguido, ninguno ha llegado al tono que tiene Levine y a hacer todo lo que es capaz de hacer con su garganta. En 2002, cuando salió al aire este tema, yo era una cría. Una cría que se quedó flipada con el resto de canciones que descubrió poco a poco, con la banda que empezó llamándose Kara’s Flowers mientras sus componentes estudiaban la educación secundaria.

 

Los miembros del grupo, en sus inicios, eran Adam Levine, Jesse Carmichael, Mickey Madden y  Ryan Dusick. Los chicos firmaron un acuerdo con A&M Records y posteriormente lanzaron un álbum, The Fourth World, en 1997. Ese álbum no tuvo nada de éxito, más bien tuvo una respuesta indiferente. A causa de ello, la banda decidió separarse de su sello discográfico y un año después, ellos solos, sin discográfica de por medio, y con James Valentine sumándose al carro, decidieron volver a formar esa agrupación musical, momento en el que nacería una nueva dirección bajo el nombre de Maroon 5.

La primera vez que escuché She will be love tuve la necesidad de saber quién era el cantante que tenía esa voz tan característica.

Ninguno de sus cinco componentes, que compaginó sus estudios universitarios con los musicales se imaginaría en qué se convertiría ese “color granate” que le da nombre al grupo. Desde 2002, año de su debut, la banda americana ha vendido más de 30 millones de álbumes y 48 sencillos. Además, cuentan con 3 Premios Grammy y 13 nominaciones. Su música ha llegado hasta el cine, al igual que su cantante. Levine y algunas de sus composiciones forman parte de la cinta Begin Again, protagonizada por Marc Ruffalo y Keira Knightley. Además, también colaboró en la BSO de la saga Los juegos del hambre.

Ya son 6 álbumes de estudio los que ha lanzado este grupo a lo largo de su carrera musical. Songs About Jane (2002), It Won’t Be Soon Before (2007), Hands All Over (2010), Overexposed (2012), V (2014) y Red Pill Blues  (2017) son los discos que nos ha regalado este grupo a los fans del pop y el rock. Canciones como Makes me wonder,  Animals, Maps, Payphone, Won’t go home without you, Misery y This Love forman, junto a todas las letras de estos músicos, la banda sonora de mi vida. Cada letra y cada canción hacen de este grupo un conjunto musical más que llamativo. ¿Quién tiene todos los CD’s? Yo.

Los Maroon 5 llevan décadas convirtiendo en oro todas las letras que componen. Se han convertido en uno de los pocos grupos más escuchados en todo el mundo. Hace unos meses, el vocalista del grupo presentó a través de las redes sociales el nuevo single, Memories. Quienes escuchamos y seguimos a este grupo estamos acostumbrados a ver videoclips espectaculares como el de Sugar, en el que las bodas son reales, a disfrutar de temazos como Moves like Jagger pero no a ver y a sentir lo que se siente viendo y oyendo este nuevo tema.

Memories, es una canción con apenas cambios de tono, sin prácticamente coros y con un solo plano en el que Levine emerge de la sombras para cantar un letra con muchísimo sentimiento. En este video no veréis movimiento ni coreografías llamativas, solo os podréis centrar en cómo Levine os mira a los ojos en todo momento. La potencia de este cantante se muestra en cada segundo. El paso del tiempo se refleja, además de en la letra, en el físico de Adam Levine, ya no es el joven que cantaba Sunday Morning.

Los Maroon 5 llevan décadas convirtiendo en oro todas las letras que componen. Se han convertido en uno de los pocos grupos más escuchados en todo el mundo.

Otro de los temas que más ha triunfado últimamente es Girls like you. Hoy en día hace falta dar visibilidad a las mujeres que están fuera del cánon de belleza establecido por algunas marcas. En el videoclip de este tema, los Maroon 5 muestran a la perfección cómo toda mujer, sea como sea y venga de dónde venga es una mujer que merece ser aceptada tal y como es. Una chica como tú, eso le canta el vocalista a multitud de mujeres que aparecen en el vídeo, incluso a su mujer y a su primera hija.

El grupo ha compartido canciones con artistas como Rihanna, Christina Aguilera, Cardi B y Gym Class Heroes en el tema Stereo Hearts. Los americanos han sido el espectáculo de la Super Bowl, han realizado multitud de giras mundiales y han visitado España en varias ocasiones, aunque no lo hacen desde 2015. Una de las cosas que tengo que hacer antes de morir es verlos en concierto.

He visto cómo actúan en directo y eso debe ser una brutalidad. Su ritmo, su fuerza, su garra y su potencia se mezcla con una dulce voz que parece no pegarle a un tipo de grupo así. ¿Os cuento una curiosidad? Su vocalista, Adam Levine, fue diagnosticado con Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), de ahí que haya optado por practicar yoga antes de cada show.

Dulce hiperactividad es título de este post que me ha encantado escribir para nuestra sección de música. A2voces tiene esto, nos da el placer de escribir de lo que queremos y como queremos. Si después de leer estas palabras os apetece conocer a fondo a este grupo que sepáis que no os vais a arrepentir. He de confesar que mientras he escrito este post me ha acompañado el álbum V. Escuchad música, la que sea, cuando sea, pero escuchadla. 

Una de las cosas que tengo que hacer antes de morir es verlos en concierto. He visto cómo actúan en directo y eso debe ser una brutalidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *