Luis Zahera: “Para mí la interpretación es volver a ser un niño”

Estas son nuestras 10 parejas favoritas de series y películas
14 febrero, 2022
‘Local Valley’ de José González
22 febrero, 2022

1. adj. coloq. De mal aspecto, en mal estado, de mala calidad. 2. adj. coloq. Difícil, complicado.

No. No nos ha dado ahora por convertir A2VOCES en un blog sobre ortografía, ni en un diccionario en línea, ni nada por el estilo. Pero si consigues adivinar cuál es el adjetivo que corresponde a estas definiciones, hay serias probabilidades de que aparezca una fotografía del protagonista de la entrevista que vas a leer a continuación.

Bueno. Venga. Reconozco que igual estoy exagerando un poco. Pero es que este compostelano hijo de una superwoman, pequeño de la casa, sobrino de su tía Cefe, sujeto y predicado de José Coronado en la ficción, partner in crime vital de Luis Tosar, y entre tantas otras cosas, premio Goya a mejor actor de reparto en 2019 por El Reino, posee un extenso currículum de personajes muy CHUNGOS que juegan con la corrupción, coquetean con el crimen y bailan a todas horas con lo prohibido.

Petróleo de Mareas Vivas, Releches de Celda 211, Ferro de Vivir Sin Permiso, o Ezequiel de Entrevías, actualmente en emisión, forman parte del cocktail de interpretaciones que han convertido a Luis Zahera en uno de los actores con más carisma de nuestro audiovisual, y desde ya, en una de las personas más generosas con las que me he encontrado por el camino, capaz de darnos los siete minutos más intensos de una conversación sobre la que llevo muchos días presumiendo, y en la que observé lo importante que está siendo Chungo, su proyecto en forma de monólogo más personal como homenaje a sí mismo, y muy especialmente a su familia, desde las ganas que tiene de seguir alimentando a la fiera de actor que lleva dentro con una vis cómica sorprendente, reconfortante y necesaria en estos tiempos tan locos.

Por acabar esta introducción y para que quede constancia, además de la experiencia y el aprendizaje, Luis Zahera, sin tener ni idea, nos transportó a Carmen y a mí a las tardes de la universidad en las que soñábamos con tener delante a todo un Goya, y me regaló la ilusión de compartir con mi chico el disfrute de las grandes ocasiones. Poco más que decir, es hora de disfrutar, vamos con la charla.

Luis Zahera en uno de los actores con más carisma de nuestro audiovisual, y desde ya, una de las personas más generosas con las que me he encontrado por el camino.

-¿El chungo nace o se hace?

No sabría responderte a si nace o se hace pero a veces tendemos a hablar con compañeros de que te determina mucho el primer papel que interpretas. El mío fue en un cortometraje dirigido por Jorge Coiro y con Luis Tosar. Hacíamos de malos malísimos, y si es cierto que luego todo ha seguido por ahí. Desde ese corto yo me convertí en un característico de este tipo de papeles.

-Una cosa es que sea característico y otra que te encasillen. Quizás por aquí pecamos de ser muy admiradores tuyos pero a pesar de estar abonado a los papeles de villano no nos cansamos de verte en pantalla. 

Para mí el problema no es que te encasillen, porque lo hacen y no lo puedes evitar. Para mí el problema es no trabajar, así que por ese lado no me puedo quejar.

Fuente de imagen: tramafilms.com

-Podríamos hablar de cine y televisión largo y tendido, pero si algo percibimos con Chungo es que tiene mucho de ti o más bien todo. ¿Cómo nace este monólogo tan personal?

Chungo nació por la crisis de 2008 en la que se paró el mundo. Los actores no teníamos trabajo ni en cine, ni en televisión, ni en teatro, pero en Galicia existe una cosa a la que le llamamos los contacontos (cuentacuentos), que consiste básicamente en contar tu movida. A raíz de eso hablé con Quico Cadaval y Carlos Blanco, dos monologuistas muy importantes en Galicia,   me comentaron como iba el tema y me animaron a hacerlo, a hablar de mí.

Yo siempre digo que Chungo es Luis Zahera poniendo en ridículo a Luis Zahera, por todo este tema de que siempre acabo siendo lo peor de lo peor con los personajes que hago. Empezó como una vía para solucionar la crisis pero luego funcionó y desde 2008 estoy con el monólogo.

Chungo es la prueba de que con Luis Zahera hay vida más allá de los narcotraficantes, los proxenetas y los asesinos. Después de verlo diría que hay una buena dosis de comedia de enredo familiar. ¿Qué importancia tienen las mujeres de tu vida en el texto?

Muchísima. Ahora estoy experimentando y añadiendo cosas de mi madre. En el monólogo siempre he hablado de mis hermanas pero ellas también me cuentan cosas de mi madre y quieren que hable de ella.

-¿Es más difícil enfrentarte a un papel que habla de ti o a uno que ya te viene dado y creado por un guionista o un director?

Es todo lo mismo. Da igual si haces de Jesucristo que si haces la pederastia más salvaje. Es un juego. Para mí la interpretación es volver a ser un niño. Por resumirlo mucho, evidentemente tú como actor tienes que falsificar, llegar a los sitios que te pide el personaje, y después van otros elementos como las tablas, vas cogiendo tus trucos por aquí y por allá; pero aunque suene muy bestia, no hay mucha diferencia a la hora de interpretar a un albañil padre de familia que al pederasta más salvaje, que es el papel que me darían a mí.

-Podéis imaginaros que en este momento fue inevitable no reírnos, pero la conversación siguió su curso. ¿Qué tiene que tener un proyecto para que Luis Zahera diga sí?

El cheque.

-Llevamos varias carcajadas seguidas, igual no eres tan “malo” como dicen…

Es una broma. Dicen que las grandes carreras se hacen de decir que no, y puede que sea cierto eso, pero yo tengo dificultades para decir que no. Me gusta todo. Imagínate que vienen y me dicen: “tienes que hacer de lancero”, pues yo probablemente le coja el gusto a eso, como a tantas otras cosas.

Es verdad que a día de hoy me gusta que el proyecto tenga una buena producción, por ejemplo, pero en general, tiene que tener poca cosa porque es difícil que me niegue en rotundo a algo. Suelo meterme en muchos embolaos y como hago papeles secundarios, aquí y allí, soy bastante de decir que sí.

-Y para acabar, celebramos el éxito y las buenas críticas que está teniendo Entrevías, y tu personaje que destaca por ese look salvaje que ya te has quitado por completo. ¿A qué se debe este drástico cambio de imagen? ¿Exigencias del guión?

Estoy haciendo un proyecto para Disney pero no puedo decir más. Ya sabéis el tema de la confidencialidad de las plataformas. Yo es algo que no acabo de entender pero es así. Cuando llegue el momento se anunciará todo.

Siempre digo que “Chungo” es Luis Zahera poniendo en ridículo a Luis Zahera.

Luego vino la foto de rigor, los abrazos de agradecimiento, y una hora de monólogo solo interrumpida por las risas del público y las tablas de Zahera sobre el escenario del Flumen. Siempre me ha fascinado la valentía de los actores que se atreven a mirarnos a la cara para contarnos su historia, y te aseguro que tener la suerte de ver Chungo en segunda fila es una experiencia apta para todos los “disfrutones” de la buena comedia.

Desde el caos, la improvisación, el contacto con el público, pero sobre todo, desde lo más íntimo del actor, hay una especie de comunión brutal con el espectador y un juego de (re)descubrimiento que ponen a Luis Zahera al servicio de sus vivencias. En un momento quieres ir a Santiago de Compostela a ver los Ángeles de Charlie con él y empacharte de regaliz; en otro, mirar por una mirilla y ver como el malo malísimo ya apuntaba maneras cuando miraba la tele de niño, tardaba horas en despertarse o recogía un premio abriendo mucho los ojos. Chungo es Zahera en vivo y en directo, así que si tienes oportunidad no te lo pierdas. Su gira continúa por España y volverá a hacer parada en Valencia el próximo 3 de junio.

Días después de la charla sigo en la nube de quien consigue algo grande. Porque como diría aquel, no hay AVE de las nueve y pico que nos quite lo bailao’ o lo entrevistao’. O yo que sé. Igual me estoy liando. Aunque si algo tengo claro es que de Chungo me llevo la risa, pero de Luis Zahera me llevo el regalo de disfrutar hasta de la prisa.

Gracias a Luis por formar parte de A2VOCES y al equipo de Alikate Producciones, especialmente a Francisco, por hacerlo posible. ¡Nos vemos en la pantalla y en los teatros!

2 Comments

  1. Bea dice:

    Bravo una vez más!! Que manera más humana de llegar y conocer a las personas. Genial!

  2. Pablo dice:

    Qué grande es este tío. Lo descubrí en una serie de hace años, “La familia mata”. Se le ve un tío tan “chungo” como cercano. Muchas gracias por la entrevista y ganas mil de ir a ver su monólogo!!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *