La ‘Sinapsis’ de Chica Sobresalto

‘Un Mundo Feliz’: la utopía de unos, la distopía de otros
16 mayo, 2021
‘El Inocente’, un laberinto adictivo
24 mayo, 2021

Somos pocos los nostálgicos del formato físico que quedamos en esta época del streaming y la fugacidad de las canciones.

Estamos acostumbrados a devorar temas sueltos de nuestros cantantes favoritos que llegan a nuestros oídos en pequeñas dosis la noche del jueves al viernes, y que aunque son recibidos con los brazos abiertos, no logran cautivar como lo hace un disco completo, con su orden, su hilo conductor, su apoyo gráfico y en definitiva, su historia.

Así que hablando de historias, en este post de #MusicaA2Voces quiero recomendarte Sinapsis, el nuevo álbum de Chica Sobresalto que por cierto, tiene una edición física acompañada de material inédito como ilustraciones de cada tema, un imaginario visual delicioso y alguna que otra sorpresa que ya descansa con su anterior trabajo en mi estantería.

“Y si preguntas bien y si sabes correr
Siempre alguien queda atrás y no te dignas ni a mirar
Y si elegiste bien y naciste en el lugar indicado
Herencias de papel, que cada una se busque su paz
Selección natural”.

Si Proyecto Sobresalto, su primer disco auto-editado todavía muy lejos de los focos de Operación Triunfo, ya prometía sensibilidad y buen gusto, en este segundo álbum encontramos a una de las cantautoras más prometedoras y con mejor criterio del panorama musical, que ha logrado hacer de su Sinapsis un concepto digno de escuchar y disfrutar.

Hablaba, unas líneas más arriba, de la importancia del hilo conductor cuando nos enfrentamos por primera vez a un disco completo, y lo cierto es que el de Sinapsis no puede estar mejor contado ni cantado. Compuesto por 10 canciones que recorren literalmente el sistema nervioso, nos vamos encontrando con términos como la Dopamina, la Oxitocina, la Adrenalina o la Serotonina, neurotransmisores que aunque algunos nos resulten más familiares o reconocibles que otros, todos nos llevan al mismo puerto: la emoción.

Producido por Santos & Fluren, reconocidos de sobra en el panorama indie rock nacional por trabajar con grupos como Love Of Lesbian, Sidonie o Elefantes, el disco baila y juega con diferentes sonidos, y géneros que conviven entre sí, y que si bien muestran un fuerte contraste musical entre ellos, se entienden a la perfección con las letras y el mensaje que la superheroína quiere transmitir.

El concepto que propone Chica Sobresalto en Sinapsis es tan especial como ella. La Somatropina es la encargada de abrir esta pequeña caja de términos que traspasan la psicología y se vuelven música. Hay un inicio enérgico, divertido y arrebatador, tanto como lo fue la Maialen de la academia que nos cautivó a más de uno con esa naturalidad tan suya, que avanza por su propio disco sin perder el equilibrio ni compositivo ni sonoro. Ahí está la prueba con Serotonina que es una daga que golpea con ese halo de tristeza y vida que deberían tener todas las canciones.

Hay un inicio enérgico, divertido y arrebatador, tanto como lo fue la Maialen de la academia que nos cautivó a más de uno con esa naturalidad tan suya.

Ya nos anticipaba la Chica Sobresalto allá por 2020 cuando nos regalaba conciertos improvisados dentro de la academia, los que iban a ser algunos de los temas más potentes de su repertorio como Fusión del Núcleo, con ese espíritu más punky que nos lleva a Perdóname Cuerpo Por Esta Cabeza del primer disco, o Selección Natural, una de mis favoritas, como oda al instinto de supervivencia en una primera parte más dura y rockera, que se une con el piano y la intimidad de la otra mitad de la canción.

No falta tampoco la clave femenina con una versión muy especial de Oxitocina, el que fue primer single de este proyecto y que sin duda, mejora considerablemente respecto a la primera versión, o el homenaje a una realidad silenciosa como la endometriosis, enfermedad que afecta exclusivamente a mujeres y que Maialen ha querido reivindicar con Progesterona, dedicada a su prima Laura.

Las colaboraciones es otra de las claves de Sinapsis, que sube el volumen de la Adrenalina con Zahara de acompañante, en un tema que nos recuerda mucho a los inicios y temas del primer disco de la cantautora, o la aportación de la banda Nixon en Endorfina, que con ese sonido tan característico del grupo almeriense se convierten en la que para mí es la joya del disco.

Dice Maialen en la intro del libreto de la edición física del álbum, que “aquí hay mucho de otras personas”, y no solo porque ha defendido hasta la saciedad mantener su ADN y seguir trabajando junto a sus músicos de siempre, en el lugar de siempre, casi en la misma ciudad y con la misma gente, que dirían los Maná, sino también porque parte de la composición, está basada en personas tan especiales como su mejor amiga, representada a través de la Dopamina o en Melatoninala canción más bella de este disco que resulta ser una nana a su abuelo ya fallecido.

Así y después de este breve repaso por el universo de Chica Sobresalto, me gustaría resaltar lo que significa Sinapsis, un disco redondo que va del viaje al concepto, y del concepto directo al estómago, que para mí es el corazón de los sentimientos.

Sinapsis es un disco redondo que va del viaje al concepto, y del concepto directo al estómago, que para mí es el corazón de los sentimientos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *