‘La Cantera’ de Guitarricadelafuente

‘Grease, el musical’, 50 años no son nada
9 mayo, 2022
Charlie Alonso y Marta Parra, simetría musical
12 mayo, 2022

Podría ser él, Álvaro Lafuente, más conocido como Guitarricadelafuente, quien encabezara la lista de nuevas voces que emergen con propuestas tan particulares y especiales como la suya. Voces, que, como las de Alice Wonder, Ede o Rita Payés, entre muchas otras, marcan el pulso de una tendencia sobre la que comienza a navegar la música en castellano para suerte de quienes la escuchamos. Y voces, que, como la del protagonista de hoy, brillan por ser distintas, pero también por ser esencia.

Después de encandilarnos con temas como Guantanamera, Nana Triste junto a Natalia Lacunza o Agua y Mezcal, el joven autor Guitarricadelafuente, firma La Cantera, un primer álbum de estudio cargado de referencias y visitas a su lugar mágico Las Cuevas del Cañart, y a las raíces que tal y como le vieron nacer, le están forjando como el buen músico que ya es.

Mil y una noches, primer adelanto y tema que abre el disco, anticipa que estamos ante un Guitarrica comprometido con su ADN musical pero con muchas ganas de arriesgar en lo que a nuevos sonidos se refiere. Quizás algo tiene que ver la mano de Raül Refree como productor del álbum, y esa forma suya tan particular de entender la producción musical y sus procesos, llevando estas catorce canciones a nuevas esferas que hasta entonces, no habíamos explorado con Guitarricadelafuente, y que sin embargo, mantienen bien dibujado su esquema de guitarra-voz, pero lo complementan con más instrumentos, sintetizadores y efectos que suenan a las mil maravillas cuando lo hacen todos juntos. Es aquí donde Álvaro Lafuente nos muestra que no solo se maneja bien con la guitarra, sino también poniendo su voz a una atmósfera audible diferente.

‘La Cantera’, un primer álbum de estudio cargado de referencias y visitas a su lugar mágico Las Cuevas del Cañart, y a las raíces que tal y como le vieron nacer, le están forjando como el buen músico que ya es.

Decía antes que Las Cuevas del Cañart, población que se encuentra en la provincia de Teruel, es el lugar mágico del autor, y de hecho, es el eje temático de La Cantera en lo que a letra e historias se refiere. Mucho tiene que ver esta localidad en el desarrollo artístico y personal de Guitarricadelafuente y su interés por la cultura popular, el folklore y el retorno a los orígenes. Así, y como culminación en forma de homenaje a su pueblo, La Cantera acoge temas como Ya mi mamá me decía o Antes de que quieras olvidar, en un claro alegato a su forma de ver la niñez, de asumir el recuerdo y de no abandonar nada de lo que un día le ayudó a crecer.

En este disco conviven diferentes estilos que mucho tienen que ver con la cultura latina, tal y como se puede escuchar en Caballito, que en un momento dado nos invita a bailar y dejarnos llevar, junto a Quien encendió la luz reinterpretando la rumba; en la solemnidad que esconde La Algarabía, que de alguna forma nos suena a puro tango; o en A carta cabal, una de las perlas más relucientes del álbum. También hay tiempo para dejar sonar la guitarra y a adaptar el rasgueo a ritmos como la jota aragonesa en La Filipina, y darle una vuelta de tuerca a la canción de autor y al más puro estilo Refree en Vidalita del mar.

En definitiva, La Cantera es un álbum que trasciende de lo musical y se convierte literalmente en poesía, incluyendo una referencia preciosa con El Mochuelo, pequeño extracto recitado y recogido de la obra El Camino de Miguel Delibes, que termina por confirmarnos la importancia del retorno a la raíz, a la cantera -forma que tenían los mayores en el pueblo de referirse a los jóvenes- y el paseo a través de los lugares y las gentes que por el camino, nos ayudan a ser personas o en el caso de Álvaro, a convertirnos en artistas.

‘La Cantera’ es un álbum que trasciende de lo musical y se convierte literalmente en poesía.

Y es que ya lo decía Guitarricadelafuente en uno de sus temas más emblemáticos: “En las Cuevas del Cañart, la vida es tan bonita que parece de verdad”. En resumen, un disco perfecto.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *