Cara a cara con ‘Valeria’

Una historia muy perra
15 junio, 2020
Mario Torres, protagonista del segundo episodio de puntoDgiro
21 junio, 2020

Aixa y yo hemos caído. Las dos hemos visto la nueva apuesta de Netflix y ella, además, se ha leído los libros de Elisabet Benavent (@betacoqueta) en los que se han basado los ocho capítulos de la nueva serie.

Parece que ‘Valeria’ llega pisando fuerte y ya es un gran éxito. En pocos días consiguió formar parte del top 10 en la plataforma de series y películas. La banda sonora y los decorados hacen de sus capítulos un gran atractivo, pero no un gran argumento para ser la serie de tu vida ni el “serión” que recuerdes en el futuro. 

Hemos decidido que en A2voces os vamos a dar nuestro punto de vista. Un cara a cara en el que podréis leer qué opinamos sobre el argumento y sobre el perfil de sus protagonistas. Nosotras dos no podemos ser más diferentes, así que nuestras opiniones seguro que también lo son.

Una joven aspirante a escritora con un matrimonio aburrido y unas amigas muy vividas forman una historia llena amor, amistad, de hombres idealizados basados en el cánon de la belleza griega, el sexo, el placer femenino y algunos problemas familiares. En esta serie el amor se vive en muchas vertientes, la primera, en la amistad. Creo que todos nos sentimos tal y como somos con nuestro grupo de amigos, ese que te dice las verdades cuando no las quieres oír y quien está día tras día, apoyándote, preocupándose por tí y compartiendo contigo éxitos y desgracias. Eso es lo que le ocurre a Valeria (Diana Gómez), ella tiene una “charca”  muy dispar y un poco dependiente del género masculino. Vamos a hablar de ellas primero.

Valeria, en la piel de Diana Gómez

Carmen: He de decir que me recuerda un poco a mí, pero poco. Me explico. Las dos queremos dedicarnos de manera profesional a la escritura, las dos tenemos en marcha una novela (la mía no es erótica, no me va ese rollo), tenemos una cuenta bancaria con hambre y nunca nos peinamos. Ya está, en nada más, no tenemos el mismo carácter, ni estoy casada, ni tengo a un Víctor detrás de mí, me acordaría si fuera así.

Creo que Valeria es un personaje con poca suerte. Tiene un matrimonio frustrado, está casada con un chico que no le da vida y que además en muchas ocasiones no le apoya. Ella se siente sola en este aspecto y por eso cae rendida ante Víctor, algo que, por otra parte, no me extraña. Valeria no tarda mucho en entrar al trapo. Para ella, él es todo lo contrario a su marido, es acción, es cambio, es sinceridad y por eso se siente tan atraída por un hombre como él, bueno, y por otro que le de da caña en cierto momento. Ella vive el día a día con su complicado carácter y vulnerabilidad a la vez. Es una mujer que quiere aprender a divertirse. A mí, sinceramente, me pone un poco nerviosa.

Diana Gómez interpreta a una Valeria sin llamar mucho la atención, de una manera muy sencilla y natural, sin regalar fuerza interpretativa pero atrayendo al espectador con su simplicidad. De ella me quedo con la siguiente frase: “¿y foto del cerebro no tienes?”.

Aixa: La Valeria del libro no dista mucho de la de la serie. De personalidad frágil e insegura, nos encontramos con un personaje que quiere sentir pero no sabe cómo. Sus circunstancias no le acompañan en absoluto: un marido seta, un Adonis que viene a poner su vida patas arriba, una inspiración que no llega, presión social y económica, etc. 

En la novela más que en la ficción, la vida de Valeria es tan anodina como sus decisiones. Le cuesta mucho atreverse y en eso, la Valeria de la serie es mucho más decidida y relevante. Agradezco la interpretación de Diana Gómez, porque como decía Carmen unas líneas más arriba, es natural como la vida misma, y eso en una obra en la que todo es tan repelentemente perfecto -los hombres y el contexto especialmente- es de valorar. 

Lola, a cargo de Silma López

Carmen: Lola es la mejor, sin duda. Su “sentido y sensibilidad en el coño”, su sinceridad y naturalidad hace que este personaje sea mi favorito. Ella marca el ritmo del grupo, es una líder nata que esconde a una persona frágil y con ganas de ser apreciada y querida de verdad, detrás de un gran muro y un disfraz de mujer dura. Sí, es dura, pero hay veces en las que esa dureza acaba cayendo y a ella esa debilidad suya no le gusta. Creo que también tengo un poco de Lola.

Enamorada de su amante en el que se refugia de manera esporádica y a cargo de un hermano con problemas de salud, Lola se olvida de sí misma y se centra en hacer felices a los demás. Un fantasma del pasado vuelve a su vida y le hace creer más aún que todo lo que le rodea es un desastre. Como ella dice, “solo queremos que nos quieran de verdad” y así es, ella lo quiere por encima de todo pero le da pavor. No conocía a Silma López pero me ha encantado verla actuar.

Aixa: Lola es probablemente el personaje del libro que mejor ve representado su alter ego en la ‘Valeria’ de Netflix. Es una mujerona de los pies a la cabeza que representa la viva imagen del placer sexual, aunque a veces con demasiada dependencia de nuevo hacia el sexo masculino. Para que me entendáis, Lola es la líder del grupo, la más madura, pero sus carencias afectivas, las traslada al ámbito sexual encarnando un personaje literario por el que llegas a sentir cierta pena.

Conforme leía el libro pensaba: “tía eres una bomba de mujer, pasa de Sergio y busca a alguien que te quiera de verdad” pero en ocasiones la atracción física puede más que el corazón, y en el caso de Lola ya sea por miedo o por aburrimiento, los sentimientos están más escondidos de lo que ella quisiera.

 

Carmen, interpretada por Paula Malia

Carmen: Mi tocaya es la inseguridad. Vive enamorada de un compañero de trabajo, Borja, que, al principio, parece no saber que ella existe. No mueve una pieza sin consultarlo con sus amigas y es capaz de alquilar una casa solo por pasar una noche loca con el propietario. Su carácter cariñoso y soñador hacen de ella un personaje que en ocasiones peca de ser demasiado directa, una mujer que triunfa en el mundo de la publicidad y que quiere seguir trabajando día a día por ser la mejor en su puesto.

El trabajo ideal y una vida de color rosa junto a Borja es el sueño de Carmen. Después de Lola ella es mi personaje favorito. Le da igual contar mil veces la misma historia y pedir consejo una y otra vez, ella es así y no se cansa de serlo. Conocí a Paula Malia en ‘Gente que viene y bah’ y me llamó la atención por su gracia natural, algo que también sale a la luz en esta serie.

Aixa: Carmen es la luz en un mundo de sombras. Es la noche y el día, la arena y el cemento, el Sahara y Groenlandia, todo un cocktail de emociones que para mí están muy bien plasmadas en la saga de Elisabet Benavent, a pesar de no ser el personaje que más despunta. Vive profundamente enamorada de Borja, pero en la serie, su romance va más rápido que en el libro y esto, creo que juega un poco a la contra de ambos personajes y de su bonita historia. En la parte literaria, todo se disfruta y degusta más que en la ficción, sin embargo, la frescura de ambos nos invita a fantasear con la idea de que el amor verdadero y la pausa existen en la vida real, a pesar de algunos problemas que parecen un mundo y después no lo son tanto. 

Por otro lado y aunque Carmen parece la más ingenua de las cuatro amigas, es la que más claro lo tiene en el ámbito profesional, le gusta su trabajo y es una currante nata, lo que de nuevo, nos permite soñar con la utopía que es para much@s, lo de que se puede trabajar de lo que te apasiona, ganar dinero y vivir en pleno centro de Madrid casi sin despeinarte. Demasiado bonito para ser real.

 

Nerea, el personaje de Teresa Riott

Carmen: Creo que es un personaje que pasa bastante desapercibido. Es del grupo de amigas pero parece que no acaba de encajar y por eso se busca otra “charca”. Ella quiere a sus amigas, sí, pero no comparte con ellas muchos de sus gustos y no se ve correspondida, siente y además se ve en más de una ocasión, que no le hacen el caso que ella necesita. Da la sensación que Nerea se siente fuera de lugar con Carmen, Lola y Valeria pero creo que tampoco se siente cómoda del todo con las nuevas amigas de la asociación feminista. Allí empieza a crear envidias y alguna que otra discusión por dar rienda suelta a sus ideas y a su talento.

Como Lola, ella también arrastra un problema personal que en realidad no es un problema, es un miedo. No quiere confesar a sus familiares su identidad sexual para no defraudarles, y quedarse con su cómodo puesto en el buffete de abogados de la familia. No voy a entrar en cómo actúa Teresa Riott porque es la primera vez que la veo en la pantalla pero sí que puedo decir que el personaje, para mí, no tiene gancho. 

Aixa: La Nerea del libro es bastante más estirada, repelente y pesada que la de la serie y es que, es el típico personaje que tiene poco que ver con su versión literaria. Por no hacer spoiler en exceso, solo diré que en ‘Los zapatos de Valeria’ no hay ni rastro de la sexualidad y la “doble vida” de revolucionaria que vemos en la serie. Nos topamos más bien con una Nerea que tiene medido cada paso que da y una vida en general, muy acomodada. Sin embargo, es la que mejor resuelve las situaciones de sus amigas, y la representante de la cordura en más de una ocasión. Es esa amiga que te cuida en la sombra, a la vez que no tiene reparos en decir “te lo dije” siempre que tiene ocasión. Aunque en mi ranking de personajes no es de los más relevantes, se agradece que esté y aporte otros puntos de vista.

Víctor, el papel de Maxi Iglesias

Carmen: Con él no puedo ser objetiva. No hablo del personaje, hablo del actor. ‘Física o química’, ‘Los Protegidos’, ‘Toledo’, ‘Velvet’, etc. En todas estas y más series ha participado este actor que levanta pasiones entre el público femenino y también en mí. Sí, me encanta Maxi Iglesias. He leído en varias críticas sobre la serie, que en principio, otro actor iba a darle vida a Víctor pero que finalmente fue él y que las seguidoras de los libros no podían imaginar a otro que no fuera Iglesias haciendo del amante de Valeria. Víctor llega a la vida de la protagonista en un momento lleno de dudas sobre su matrimonio, su sexualidad y su vida laboral.

Al contrario que su marido, Víctor apuesta por la Valeria escritora desde el principio, animándola a arriesgarse tanto a nivel laboral como sentimental. Le incita a explorar en su interior y consigue conquistarla. Para ella Víctor es el polo opuesto a Adrián, su marido. Víctor es aventura y Valeria ansía caminar por nuevos senderos. En mi opinión Maxi Iglesias es el Víctor perfecto, solo con mirarte como él lo hace puedes llegar a olvidar hasta dónde vives. Es frescura.

Aixa: El universo masculino de Valeria está demasiado idealizado. Esto es una realidad. Es imposible que todos los hombres que aparecen en la obra sean tan perfectos: el propio Víctor, Sergio, un par de personajes secundarios que no aparecen en la serie, etc. De hecho, por eso me gusta más el personaje de Borja que el de Víctor. Porque Víctor representa cosas como la seguridad, la belleza y la masculinidad, pero Borja es la viva imagen de la ternura, la humildad y también la inseguridad masculina.

No digo que no esté bien presentar hombres tan estupendos como Víctor, simplemente digo, que empieza a dar pereza que la protagonista siempre acabe enamorándose perdidamente del Adonis de turno, tan ideal, tan bien posicionado, tan estupendo. Es verdad que como en la serie, y dejando a un lado los tópicos, el Víctor del libro es el elemento más motivador de Valeria a nivel profesional y por supuesto personal. Sin embargo, creo que el “rollito” de que venga a poner su vida patas arriba de forma tan gratuita con su perfección, al principio es divertido pero después termina por aburrir. Eso sí, ¿cómo sería la Valeria escritora sin Víctor? Me encantaría saberlo.

Adrián, Ibrahim Al Shami

Carmen: Lo vi por primera vez en ‘El Secreto de Puenteviejo’. El pobre era un desgraciado, como casi todos los personajes de esa serie. En ‘Valeria’ le ha quedado un poco de esa poca fortuna. Es un chico que me da pena. Está tan conectado en sus vídeos de Youtube que se desconecta del mundo real y deja de lado la vida de Valeria. Llama la atención que en varias ocasiones ella le dice “eres la mejor persona que conozco” y él no responde, “te quiero”, no le devuelve el sentimiento. Creo que es un personaje que ni siente ni padece y se le escapa qué está ocurriendo en su casa, qué está cambiando en su mujer. Monotonía es la palabra que para mí define a Adrián. Casa, trabajo, trabajo y casa. No tiene impulso para hacer algo que no sea lo correcto y eso es lo que empieza a cansar a Valeria.

Como decía antes, él y Víctor son el cielo y la tierra. Uno es la seguridad de un matrimonio para mí absurdo y repetitivo y el otro es la incertidumbre de tener una vida sin programar, de vivir lo que surja en el día a día. Todo esto no quita que Al Shami haga una actuación decente pero sin llamar la atención. Pienso que eso más que cosa del personaje que suya.

Aixa: Puede que Adrián sea el personaje del libro que más se acerca al de la serie. No tengo mucho más que añadir a lo que ha dicho Carmen. El Adrián literario no tiene sangre, es egoísta y no invierte ni un segundo de su vida en sentir nada por nadie que no sea él. A veces es incluso cruel y como lectora es capaz de ponerte de los nervios, así que como antagonista funciona a las mil maravillas. 

Los otros “personajes”: Madrid y la música

En ‘Valeria’ y ‘En los Zapatos de Valeria’ la ciudad de Madrid es el otro personaje protagonista al que no podemos dejar escapar, y que sin duda, se convierte en uno de los grandes atractivos visuales y literarios de la obra. 

En la serie podemos disfrutar de un amplísimo recorrido por rincones tan emblemáticos y bellos de la capital española como el Templo de Debod y a su vez, acercarnos a un Madrid lleno de frescura a ritmo de sus Veranos de la Villa y su Verbena de la Paloma. Es una ciudad que se vacía de residentes en agosto a la vez que se llena de turistas. Se agradece la solvencia estética de la serie a nivel de fotografía y el esfuerzo por mostrarnos una ciudad diferente a la que estamos acostumbrados a ver, que irradia verano aunque esté lejos del mar. 

Otro de los puntos positivos para la ‘Valeria’ de Netflix, es la banda sonora que acompaña a las historias de las chicas en cada capítulo. Canciones y grupos tan variados como Zahara, Mueveloreina, Joe Crepúsculo o Nudozurdo por mencionar algunos, se cuelan en la trama y la dotan de dinamismo. Es de valorar la buena selección de temas en muchos de los momentos importantes de la serie. Sin duda una súper playlist dispuesta a amenizarnos momentos vitales de todo tipo.

Más ‘Valeria’ próximamente

Hace solo unos días, Netflix confirmó la segunda temporada de ‘Valeria’ que llegará próximamente a nuestras pantallas. Era de esperar por su final abierto y el fenómeno en el que se ha convertido. Por como acaba la primera temporada y las conclusiones que hemos podido sacar, no sabemos si tendremos muchas referencias a ‘Valeria en el espejo’, el que fuera el segundo libro de la saga literaria, aunque entendemos que tanto los creadores como Elisabet Benavent, serán partidarios de mantener esa esencia que solo puedes captar si lees las novelas.

La verdad es que hemos leído críticas y reseñas de todos los colores, pero lo que hay que dejar claro es que tanto la serie como las novelas están escritas y creadas para entretener al público femenino y en el mejor de los casos, despertar el deseo y el amor por una misma. Se agradece que se aborden temas con tanta naturalidad como el placer y el sexo, pero agota un poco que esa parte masculina esté tan presente en el desarrollo de las vidas de unas mujeres que se definen como independientes. 

Es pretencioso decir que ‘Valeria’ se asemeja a series tan míticas como ‘Sexo en Nueva York’ o ‘Girls’, pero sí que es cierto, que hasta su llegada, la ficción española ha apostado poco por abordar el universo femenino y ponerse en la piel de cuatro treintañeras con sus problemas y defectos, con su felicidad y sus virtudes. 

En definitiva, si has leído el libro o has visto la serie y te has identificado aunque solo sea por un rato con alguna de las cuatro personajes, la autora por su parte, y los guionistas por la suya, han logrado su objetivo y entendemos que eso, es uno de los grandes premios que puede obtener un creador cuando presenta su obra.

Tendremos que esperar unos meses para ver cómo se desarrolla la serie, pero desde ya, puedes disfrutar de la saga de libros y contarnos si Valeria y sus amigas, han conseguido engancharte.

#EnPantallaA2Voces

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *