Adán Pichardo y su “visibilidad audiovisual”

‘Hogar’ de Izal
8 noviembre, 2021
‘The River And The Stone’ de Morgan
18 noviembre, 2021

El director de cine Adán Pichardo (@adanpichardosuarez) nos presenta Cristiano, su nueva apuesta por dar a conocer el colectivo trans dentro de una historia envuelta en comedia y religión, protagonizada por el actor Nacho Guerreros.

-Háblame un poco de ti, preséntate, háblame de tus inicios.

Soy Adán Pichardo, un chico de Huelva que siempre ha querido estudiar el mundo del cine, el mundo audiovisual. Vivo en Madrid y cuando me vine aquí pude hacer lo que quería, que era estudiar para trabajar en este mundo que brinda esta ciudad tan bonita que es Madrid. Desde muy pequeño he estado haciendo cortometrajes, con amigos, en la Escuela de Actores, siempre evolucionando poco a poco. Este ámbito me alucina también desde el momento en el que conocí los festivales de cine. Comencé a presentar trabajos a festivales y ahí fue cuando dije: “la gente ve mis cosas y parece que gusta”. En este último corto ya he podido utilizar todos mis conocimientos. De momento este proyecto es mi obra culmen.

Cristiano es tu último trabajo. ¿Qué podemos ver en él?

De momento solo un pequeño tráiler que no cuenta la historia. Es muy importante ver el como pretende dar visibilidad al colectivo trans. El tráiler dice poco para todo lo que hay detrás. Yo quería crear una situación difícil, o más que difícil, una situación que muchas personas no se han cuestionado nunca. ¿Qué pasaría si un chico trans quisiera ser sacerdote? He querido dar mucha visibilidad mediante la comedia.

-¿Por qué habéis apostado por la comedia y no por el drama, por ejemplo?

A mí el género de comedia es un género que me gusta mucho, y creo, que la postura de dar visibilidad a un colectivo a través del drama, no es la única manera de contar una historia. El mensaje tiene que llegar al mayor número de personas y sacarnos una sonrisa. Hay historias que te hacen reír y a la vez te transmiten un gran mensaje.

Con Cristiano quería crear una situación que muchas personas no se han cuestionado nunca. ¿Qué pasaría si un chico trans quisiera ser sacerdote? He querido dar mucha visibilidad mediante la comedia.

-¿Crees que podría una persona transgénero ser sacerdote? ¿Cuál crees que es la opinión de la Iglesia acerca del mundo trans?

Como poder, puede, creo que sí. La Iglesia es una institución con unas normas que llevan puestas hace siglos, pero, no es lo mismo la Iglesia que la opinión de ciertos curas. Es algo que quiero demostrar, no es lo mismo la idea que puede tener la institución que la idea y el pensamiento de las personas que forman parte de ella.

-¿Cómo ha sido trabajar con Nacho Guerreros, Iván Vigara y resto del equipo?

Increíble. Se notaba mucho que tenían ganas de trabajar en este proyecto no solo por la visibilidad, sino también por la crítica. Nacho tenía muchas ganas de ser cura, porque nunca había interpretado un papel así y mucho menos de un cura como Avelino, que es un cura diferente. Iván acaba de empezar, es un actor muy bueno, fue capaz de pasar el casting de una manera brutal y estaba muy ilusionado con lo que el proyecto quería transmitir.

-¿Por qué es importante trabajar y dar visibilidad a este colectivo?

Es algo que me planteaba desde hace años. Entonces, no había tenido tanto éxito estos temas como por ejemplo gracias a la serie Veneno. Yo pensaba que se daba visibilidad a muchos temas pero que el colectivo LGTBI en el que me incluyo, y el trans no estaba teniendo la visibilidad que merece. Amigos y amigas me informaban, iba a charlas y coloquios de asociaciones para poder conocer más y así poder trabajarlo, así que se puede decir que mi interés viene de hace mucho. Cuantos más proyectos se hagan sobre este colectivo, mejor.

Yo pensaba que se daba visibilidad a muchos temas pero que el colectivo LGTBI en el que me incluyo, y el trans no estaba teniendo la visibilidad que merece. Cuantos más proyectos se hagan sobre este colectivo, mejor.

Adán Pichardo, Nacho Guerreros y Iván Vigara, directores y protagonistas de ‘Cristiano’.

-¿Cómo definirías el trabajo de un director?

Es quien busca mediante el encuadre y la interpretación crear una sensación, un sentimiento.

-Has trabajado en cine, televisión, publicidad, en el mundo de la música. ¿Qué diferencia entre trabajar en un mundo y otro? ¿Con cuál te quedas?

Aunque todo sea audiovisual yo me quedo con el cine y la ficción sin duda. Me considero director de cine. El mundo de la publicidad me gusta porque en ella también se cuentan historias. Me gustaría, dentro de poco, lanzarme al largometraje.

-¿Sueñas con trabajar con algún director-a, actor- actriz?

Me identifico mucho con Amenábar, me gusta mucho. Los Javis, que están haciendo un gran trabajazo. Actor, Antonio Banderas, le nombro porque nunca se sabe, creo que no será imposible.

-¿Cómo fue la experiencia de trabajar en Black Beach?

Ese es un proyecto que me surgió gracias a otro cortometraje. Trabaje muy bien y aprendí mucho con Raúl Arévalo, con los escenarios que era increíbles, con todo. Fue una experiencia muy enriquecedora.

Un directo es quien busca mediante el encuadre y la interpretación crear una sensación, un sentimiento.

-Tienes varios premios en el mundo audiovisual: premios del público, cine joven. Cuéntame cual fue el más especial o el más inesperado.

El último premio que recogí fue por sorpresa, y cuando lo recogí fue una ilusión muy grande porque te reconocen el trabajo y el proyecto en sí. Es una de las cosas que más ilusión me hace, que se valore y premie un proyecto.

-¿Cómo valoras el auge de las plataformas como creador? ¿Crees que son accesibles para directores noveles?

De manera muy positiva. Estas plataformas son necesarias, lo audiovisual es necesario y creo que pueden dar muchas oportunidades a los noveles. Las plataformas deben apostar por ellos y por reproducir en serie o película obras de escritores.

-¿Puedes avanzarme algún proyecto en el que estés trabajando?

Estoy escribiendo un largometraje de drama que va a contar una historia sencilla con crítica social y profundidad. Va a tratar sobre el deterioro de una relación que era bonita y preciosa, una relación LGTBI.

Las plataformas deben apostar por los directores noveles. Son necesarias y las valoro de manera muy positiva.

Adán Pichardo es director de cine. Fuente: https://www.adanpichardo.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *