Elena Buitrago: “Tengo muchas ganas de poder contar historias que me apetece que sean escuchadas”

La resurrección de ‘L’Alquería Blanca’
12 mayo, 2021
‘Un Mundo Feliz’: la utopía de unos, la distopía de otros
16 mayo, 2021

Elena Buitrago: “Tengo muchas ganas de poder contar historias que me apetece que sean escuchadas”

Nuestra entrevista de hoy tiene voz teatral.

La actriz Elena Buitrago (Acacias 38, Centro Médico…) se cuela en nuestro puntoDgiro para hablarnos del mundo de la actuación, el espectáculo, el cine, la televisión y de las muchas obras de teatro que lleva a sus espaldas y que la han formado como actriz.

Elena, centrada ahora en proyectos de creación propia nos cuenta cosas muy interesantes sobre su carrera. ¿A qué esperas para leer la entrevista? ¡Adelante!

-¿Quién es Elena Buitrago?

Elena Buitrago es una actriz apasionada de su oficio que, como tantos artistas, quiere vivir haciendo lo que más le gusta que es interpretar y contar historias. Creo que el arte es transformador y liberador, no sólo para la persona que lo realiza sino también para quien lo consume.

-Háblame de tu formación en el mundo de las artes escénicas.

Para mí la formación es importante, por este motivo desde muy joven me he formado especialmente en interpretación, sin dejar de lado disciplinas tan importantes que enriquecen este trabajo como la danza, la voz, la expresión corporal o el lenguaje musical. Estoy muy agradecida por todo lo que he ido aprendiendo a lo largo de estos años en las escuelas que he estudiado, como Central de Cine.

Actualmente continúo entrenando con el maestro Fernando Piernas, que completa todo lo conseguido hasta ahora y que ha significado mucho en mi proceso como artista.

-¿Cómo son tus inicios en el mundo de la interpretación? ¿Cómo llegas a formar parte del espectáculo? ¿Has trabajado en otros ámbitos diferentes al espectáculo?

Desde mis inicios y hasta hoy han ido de la mano la formación y la experiencia. Empecé pronto a ir a castings a la vez que a las clases para así poder poner en práctica todo lo aprendido, y gracias a eso he podido hacer tanto teatro como audiovisual.

En ocasiones, como muchos compañeros, he tenido que compaginar mis trabajos artísticos con trabajos de otro ámbito ya que este oficio es intermitente, aunque siempre intento que todo lo vivido me proporcione nuevas experiencias con las que poder aportar en el arte, que al fin y al cabo es vida.

-¿Recuerdas tu primer casting? ¿Qué pasó?

Exactamente, no recuerdo cuál fue mi primer casting, aunque sí puedo recordar que las primeras oportunidades que tenía para presentarme a pruebas iba muy nerviosa. Al principio me costaba mucho controlar esos nervios y ahora, con el paso del tiempo y la experiencia, voy más tranquila.

Y si surgen nervios, que siempre puede pasar y es lo más normal, trato de utilizarlos a mi favor. Considero que ayuda bastante a rebajar esos estados emocionales la buena preparación del casting y el dedicarle tiempo a la relajación del cuerpo y de la mente.

Creo que el arte es transformador y liberador, no sólo para la persona que lo realiza sino también para quien lo consume.

-¿Qué es lo que más te llama la atención de un guión para que lo aceptes?

Especialmente que me emocione la historia que se va a contar, o que me guste algún rasgo característico del personaje a interpretar. Además, me llama mucho la atención el género que se va a trabajar. El terror o el thriller son de mis géneros favoritos, y también disfruto muchísimo haciendo comedia y me encanta trabajar el drama porque profundiza en emociones muy concretas del ser humano.

Al trabajar con guiones de época siempre se descubren nuevas informaciones al investigar el contexto histórico de los personajes, o el cine de autor, que me parece muy interesante. En definitiva, pienso que cada género tiene su encanto.

-De todos los personajes que has interpretado, ¿Cuál es el más especial para ti?

Uno de los personajes más especiales para mí es el que interpreté en la obra de teatro No hay burlas con el amor de Calderón de la Barca. Es maravilloso poder formar parte del elenco que se enfrenta a un texto clásico de un autor español tan reconocido del Siglo de Oro.

Es emocionante trabajar la comedia de enredos, el verso con esa musicalidad que lo caracteriza, y con la dirección de José Maya, que lo hace de una forma auténticamente creativa y tiene una intuición especial a la hora de poner en escena este gran clásico. Guardo un recuerdo muy bonito de este montaje, que nos dio muchas alegrías a lo largo de los tres años que lo estuvimos representando en gira.

-Podemos verte ahora en Netflix, en Los favoritos de Midas y Alguien tiene que morir. Háblame de las series, de cómo fueron los rodajes y trabajar con actores como Luis Tosar, Carmen Maura, Ernesto Alterio…

Siempre es un placer y una suerte poder trabajar en producciones que cuentan con tanto talento y profesionalidad en el equipo artístico y técnico, se aprende mucho observando dentro del entorno. Ambas fueron pequeñas intervenciones y muy buenas experiencias.

En Los favoritos de Midas interpreto a Raquel, la hija del inspector Conte y compartí escena con Guillermo Toledo y Diana Peñalver bajo la dirección de Mateo Gil, fue un rodaje con muy buen ambiente de trabajo y muy divertido. La serie tiene un tono de suspense que te mantiene enganchado hasta el final.

En Alguien tiene que morir compartí escena con Alejandro Speitzer bajo la dirección de Manolo Caro y todo el equipo era muy amable, fue genial poder aportar mi granito de arena en un rodaje de época de la España de los años 50, donde queda plasmado en toda la miniserie la situación tan complicada que se vivía en aquellos años.

-¿Cuál es el personaje que recuerdas con más cariño?

Un personaje que recuerdo con cariño es Begoña, del microteatro #NocheDeChicas porque es un personaje muy tierno. Ella era una chica tímida, con muy pocas amigas, muy estudiosa e inteligente, perspicaz… esa chica diferente que puede ser considerada por otras personas como el bicho raro, y que a mí me resultaba muy graciosa y enternecedora desde el punto de vista de la composición del personaje.

Trabajé cómo se expresaría en cada situación para comprenderla y empatizar con ella, y pienso que finalmente es uno de los personajes que he creado que aunque parece que está muy lejos de lo habitual, en realidad es muy fácil conectar con ella.

Un personaje que recuerdo con cariño es Begoña, del microteatro #NocheDeChicas porque es un personaje muy tierno.

Elena como Maestra de Ceremonias en ‘No hay Burlas con el Amor’.

-¿Con qué director te gustaría trabajar? ¿Y con qué actores o actrices? Dime por cuáles tienes especial debilidad.

Hoy en día el talento artístico que hay en la industria es enorme, se están llevando a cabo producciones que están contando historias arriesgadas, que conmueven, que impresionan. Y todo ello con grandes directores al frente, artistas, equipos técnicos que hacen un trabajo increíble para que todo funcione y salga adelante en cada departamento. Hay muchísimos directores y compañeros de profesión con los que estaría encantada de trabajar a nivel nacional e internacional.

-¿Qué papel te gustaría interpretar?

Algún día me gustaría interpretar a Cordelia, la hija menor en la obra de teatro El Rey Lear de Shakespeare. Sería otro reto trabajar el verso isabelino en una pieza de un autor tan reconocido y dar vida a Cordelia, con la integridad, honorabilidad y amor puro hacia su padre que la define. Hay otros personajes femeninos de autores como Tennessee-Williams o Ibsen que también me encantaría trabajar en alguna ocasión.

Disfruto mucho con el proceso de trabajo de mesa y creación posterior, analizando el personaje e información sobre el contexto social, cultural e histórico que les rodea.

-¿Qué película te hubiese gustado protagonizar?

Una de las películas que me hubiese gustado protagonizar es Mi vida sin mí de Isabel Coixet. Ella hace películas muy emotivas y sin duda ésta es una de ellas. Además sabe contarlas de una forma que transmite muchísimo al espectador, que le hace pensar y conmoverse.

Pasar por lo que pasa Ann de repente y aún así mantenerse con toda la entereza que puede por su familia, para que no sufran cuando ella no esté, y luchar hasta el final para cumplir todos sus sueños y hacer todo lo que de verdad desea para irse lo más feliz posible porque se le acaba el tiempo y no hay mejor momento que el presente.

Hoy en día el talento artístico que hay en la industria es enorme, se están llevando a cabo producciones que están contando historias arriesgadas, que conmueven, que impresionan.

Elena Buitrago es actriz y creadora. Fotografía de Moises Fernández Acosta.

-¿Qué cinta e historia cinematográfica te ha dejado sin palabras?

Hay varias películas que durante mi vida me han dejado sin palabras.

Si tengo que decir algún título, uno de ellos sería Shutter Island de Scorsese. Va desarrollando muchos temas interesantes según se va sucediendo la trama, el trabajo minucioso de interpretación llevado a cabo por Leonardo DiCaprio es brutal, el elenco que lo acompaña está brillante, durante todo el filme hay suspense y misterio, incluye giros de guión, la estética de la película está muy bien trabajada a cada detalle y la historia en sí es impresionante, especialmente el final.

-Has trabajado también en cine y en publicidad. ¿Cómo es esa experiencia? ¿Cómo son esas diferencias?

Son ámbitos muy diferentes ya que requieren trabajos distintos. En cine se realiza un profundo análisis del texto para entender qué es lo que está ocurriendo y por lo que está pasando el personaje y es necesario comprender una idea global del guión completo y después llega el proceso de creación de todo eso, mientras que en publicidad no se suele buscar tanto un personaje sino un perfil concreto que encaje con lo que la marca quiere publicitar, y normalmente quieren algo que de por sí tú mismo ya transmitas. Me siento cómoda en ambos casos porque de todo se aprende y cada experiencia va sumando.

-Ahora estás en plena gira con Yerma la obra teatral de Lorca. ¿Cómo está funcionando? ¿Qué papel interpretas? ¿Te gustan las obras de Federico García Lorca? ¿En qué teatros te puede ver el público?

Yerma está funcionando muy bien, estamos muy contentos porque el público sale encantado y sorprendido con la versión que hacemos. La puesta en escena y la estética de la obra rompen con las ideas establecidas y ayudan al espectador a vivir una historia que podría suceder en cualquier momento y lugar. Se representa bajo una novedosa forma de cuento fantástico y con música en directo. Creo que la propuesta de Carlos Manzanares, el director, es espectacular y no deja a nadie indiferente.

En la función doblo personaje: interpreto a una de las lavanderas y a la muchacha, son personajes con mucha frescura que le dan un toque de distensión a este drama. Actualmente estamos en el teatro del Centro Cultural Mariano Muñoz, nos gustaría continuar moviendo la obra por más teatros aunque aún no hay nada cerrado.  Lorca es un autor que siempre me ha fascinado, sus personajes son muy viscerales, pura pasión y belleza poética.

-¿Estás trabajando en alguna película o serie que vaya a ver la luz pronto? ¿Puedes hacernos algún avance de tus próximos proyectos?

En estos momentos me encuentro más centrada en proyectos de creación propia. Tengo muchas ganas de poder contar historias que me apetece que sean escuchadas y con un propósito concreto, de trabajar con personas de mi entorno que me inspiran y que me hacen seguir creciendo día a día y por ahora hasta aquí os puedo contar, ya que todavía todo está en fase de desarrollo aunque con intención de poder mostrarlo pronto.

En estos momentos me encuentro más centrada en proyectos de creación propia. Tengo muchas ganas de poder contar historias que me apetece que sean escuchadas y con un propósito concreto.

Elena nos ha asegurado que nos mantendrá informadas de todos sus futuros trabajos y agradece que desde A2VOCES demos voz a artistas emergentes como ella.

Para nosotras, es un placer conocer y dar a conocer el talento. ¡Gracias Elena!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *