Unax Ugalde: «Hay que vivir de la confianza con la que se actúa y si se pierde esa confianza, se pierde la fuerza»

Flores para Tristia, música que mueve conciencias
8 mayo, 2024
Guillermo Serrano: «Hacer de malo es una válvula de escape a cosas que nunca haces cuando convives en sociedad»
17 mayo, 2024

Unax Ugalde: «Hay que vivir de la confianza con la que se actúa y si se pierde esa confianza, se pierde la fuerza»

Mi profesión no deja de hacerme regalos.

Y es que hace unos días tuve la oportunidad de charlar con Unax Ugalde, que, desde que la casualidad le convirtió actor, se ha ganado el derecho a ser uno de esos intérpretes que son casa.

Aunque necesitaríamos muchas líneas para enumerar todos los proyectos en los que ha participado, por suerte para nosotros los espectadores, Unax no ha dejado de bailar entre papeles y personajes tan diferentes como identificables: La Valla, Amar es para siempre, Ana Tramel o uno de los últimos éxitos de Netflix, Entre Tierras, copan el currículum del actor de mirada profunda y voz que atrapa, sin por supuesto, dejar de lado el cine y el teatro, completando una trayectoria magnífica.

Ugalde, con toda sinceridad me habló de sus nuevos proyectos y de la situación que vive hoy en día en su profesión. También me contó que apuesta por no dejarse caer, por seguir haciendo trabajos que le hagan crecer como profesional y que, con ellos, pueda cuidar de su familia, lo más maravilloso que ha creado.

No mentimos si decimos que estamos, sin duda, ante una de las entrevistas más potentes de A2VOCES. ¡Disfrútala!

 

-¿Quién es Unax Ugalde? Preséntate.

Un niño del País Vasco que un día, de manera casual y después vocacional se fue convirtiendo en actor.

-¿Cómo te diste cuenta de que querías ser actor? Háblame de tus inicios en el mundo de la interpretación.

Fue un hecho muy casual. Yo no había tenido relación con el cine ni con el teatro, solo como aficionado ocasional y después de los estudios de COU tuve que tomar la decisión de estudiar algo nuevo y, mi ilusión de toda la vida era estudiar ciencias del mar, pero, apareció el camino de la interpretación. Decidí probar un año, hice un casting y me puse a trabajar.

-¿Cuál fue ese primer casting?

El que hice para la serie Entre dos fuegos, para una cadena de televisión vasca. Fue una serie de sesenta y seis capítulos que se grabó durante un verano completo y yo hacía del hijo de la protagonista de la serie.

-Volviendo al presente, tienes multitud de proyectos en marcha. Has estrenado recientemente la serie Mary & George, estás triunfando con Entre Tierras en Netflix, vas a estrenar Detective Touré en RTVE, acabas de rodar Romi…Dinos la verdad, ¿cuándo descansas Unax? 

La verdad es que hay proyectos que me ocupan mucho más tiempo y dedicación que otros. En Mary & George estuve solo trabajando un mes, entre casting, ensayos, rodaje, pero tampoco fue muy intenso. Entre Tierras sí que fueron seis meses sin parar, durante todos los días de la semana. Por suerte en los últimos años, he ido enganchado un trabajo detrás de otro y estoy muy contento por ello.

Soy un niño del País Vasco que un día, de manera casual y después vocacional se fue convirtiendo en actor.

-Estás ahora mismo inmerso en la película Ya no quedan junglas adonde regresar con Ron Perlman y dirigida por Gabriel Beristain. Cuéntanos, ¿cómo está yendo el rodaje?

Muy bien. En esta película somos muchos personajes y yo me incorporé justo el primer día de rodaje. Estoy muy contento porque el director y yo ya nos conocíamos, porque tuve la suerte de trabajar con él en Argentina e hicimos buenas migas porque fue un rodaje muy intenso, en el que estuvimos fuera de casa mucho tiempo. Él entonces era el director de fotografía y ahora dirige películas en Hollywood y en México.

Unax Ugalde: "Hay que vivir de la confianza con la que se actúa y si se pierde esa confianza, se pierde la fuerza"

Unax Ugalde es uno de los actores más conocidos de nuestro país. Fuente imagen: www.tramafilms.com

-¿Qué papel interpretas?

No puedo desvelar mucho, pero soy uno de los abogados que participan dentro de la trama. Es un personaje determinante dentro de la película y que sobre todo estará en el arranque de la historia.

-Hablando de personajes, ¿qué tiene que tener un personaje para que llame tu atención y decidas hacerlo?

Creo que esa pregunta me la haría más si me viniesen los trabajos en tropel y ahora no es el caso. Hace un tiempo tenía una selección más minuciosa pero hoy en día las ofertas no son tan amplias, quizás más interesantes pero no tan abundantes. Intento ver que aporten algo nuevo a mi carrera, que me ayuden a prosperar y que ayuden a que mis cuentas bancarias no se vacíen.

-¿Cuál es la escena más difícil que has rodado?

No sabría decirte, ha habido muchas muy complicadas. Te diría que los planos secuencia son los más difíciles porque todo el mundo está encima de ti y tienes mucha responsabilidad. Son escenas muy largas y complejas de rodar. Me viene a la mente una en Alatriste, donde rodábamos un desembarco y después tenía una charla muy larga con Viggo Mortesen y si se me iba el texto había que comenzar de cero, y hacer esperar a los figurantes que estaban kilómetros, a lo lejos, en la playa de Cádiz. Era una escena muy difícil y mi partener me imponía e intente hacerlo como pude.

-¿Y la que recuerdas con más cariño?

Todos los rodajes tienen algo especial. Ha habido muchos rodajes internacionales en los que me han tratado fenomenal en Colombia, en México…estos son rodajes muy especiales porque estas lejos de tus seres queridos y de alguna manera tienes que crear familia con los compañeros y el trabajo traspasa el ser y el equipo.

-Comentabas que los trabajos no llegan de manera abundante. Desde tu punto de vista, ¿cuál es la situación del sector de la interpretación ahora mismo?

En cine, en los últimos seis años, he trabajo seis días. Aunque parezca que tengo una larga trayectoria, desde 2014 o así empezaron a bajar las ofertas e hice cosas muy pequeñas, como La estrategia del pequinés, por ejemplo. Más tarde solo tuve tres días de rodaje en La piel del tambor, de Arturo Pérez Reverte, y ahora, que acaba de llegar este proyecto. Creo que ha cambiado el tipo de actor de buscan o el tipo de historia que quieren contar. Doy gracias a la televisión y al teatro porque gracias a ellos he conseguido vivir estos años.

-Es que hoy en día, influencers, cantantes, salen en películas y creo que cada uno debería hacer frente a su oficio…

Bueno, cada uno debe ver donde pone el dinero y si eso es rentable, adelante, no tengo nada que objetar, pero realmente se está demostrando que el espectador lo que busca es una interpretación, una emoción. Ojalá el sector tome de nuevo otra dirección hacia algo más puro. Hace poco leí a una chica que decía que después de salir en de un casting le habían pedido sus seguidores de Instagram y es así, estoy viendo grabar a gente con muchos seguidores. Pero, el problema aquí, es que esa gente que va a ver la cinta no va por la película, sino por la estética y por quién es ese sujeto concreto que desfila por el espacio de las redes sociales…

El espectador es selectivo y yo no tengo muchos seguidores ni trabajo para un público muy amplio, pero sé que mi público tiene interés por lo que hago. Creo que de cierta manera se ha perdido la esencia pero sigue existiendo esa parte del cine español que tiene grandes incorporaciones, como la de mujeres cineastas, a las cuales les doy mi bendición y les digo que pueden contar conmigo.

-¿Consideras que tu generación es una generación castigada?

Creo que mi generación ha sido muy golpeada. Muchos de los actores de mi etapa han ido desapareciendo. Fueron fagocitados de muy jóvenes y me da pena porque no quedamos muchos.

-En mi opinión, eres un referente para mucho actores noveles. ¿Cuáles son los tuyos? ¿Qué actores son tu debilidad?

Uno de los que más me ha marcado ha sido Marlon Brando. Me encantaba su manera de buscar la lógica, su bravura, su libertad a la hora de encaminar a los personajes y su forma de causar sorpresa, algo que para mí es imprescindible en un actor. También Javier Bardem, con el que he tenido el placer de trabajar.

Creo que de cierta manera se ha perdido la esencia pero sigue existiendo esa parte del cine español que tiene grandes incorporaciones, como la de mujeres cineastas, a las cuales les doy mi bendición y les digo que pueden contar conmigo.

-¿Qué tipo de película te gustaría hacer y que personaje te queda por construir?

Una película de barcos. No paro de pedirlo y no me sale ninguna, así que voy a dejar de decirlo a ver si me la ofrecen. También una contraria, una de secano.

Unax Ugalde: "Hay que vivir de la confianza con la que se actúa y si se pierde esa confianza, se pierde la fuerza"

Unax se encuentra inmerso en múltiples proyectos y es el protagonista de una de los últimos éxitos de Netflix. Fuente imagen: www.tramafilms.com

-Inmerso en tanto trabajo, ¿cómo lo compaginas con dos niños pequeños?

Teniendo una pareja que te muestre su apoyo. Todo es de los dos, porque ella también tiene un trabajo que le ocupa mucho tiempo y le hace estar fuera, entonces nos apoyamos el uno al otro. No tenemos a nadie en Madrid que nos pueda ayudar e intentamos organizarnos, sacrificarnos el uno por el otro.

-¿Cómo gestionas el éxito?

Aprendiendo que todo esto es cíclico. La vida poco a poco te va poniendo en tu sitio y de repente crees que lo tienes todo hecho y otro te das cuenta que estas completamente solo, y esto me ha ocurrido ya más de una vez. Lo que hay que aprender es a quitarle peso a la situación y caminar hacia delante llenando huecos tan largos y dolorosos. Hay que vivir de la confianza con la que se actúa y si pierde esa confianza, se pierde la fuerza. Hay que tener mucho cuidado en no venirse abajo.

-Acabamos y si te parece hablamos de sueños: dime un sueño cumplido y un sueño por cumplir.

Un sueño cumplido, haber sido padre, sin duda. La paternidad es algo que siempre había tenido en mente y es lo más maravilloso que me ha ocurrido. Sueño por cumplir, construir una casa propia, familiar, un lugar donde mis hijos crezcan felices. Opto también a hacer un protagonista en cine.

Damos gracias a Unax Ugalde por abrirnos su corazón y darnos a conocer los entresijos de su trayectoria con tanto cariño. Gracias también a su agencia, Trama Films, por darnos la oportunidad de charlar con él.

Unax, no somos una película de barcos pero esta verbena cultural ya es tu casa. ¡Gracias por entrar en ella! 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *