El rap español no ha muerto

Rozalén, cuando la letra se canta y la historia se vive
6 mayo, 2020
Navegante, no hay camino…
7 mayo, 2020

La transición del rap español ha sido tan impredecible como el tempo y la mala leche que fue soltando Kase-O en su tema “Mierda”:

“si habéis fracasado no echéis la culpa al hip hop , pues siempre habéis hecho pop y el mestizaje es camuflaje”.

Bien podríamos pensar en Crema, perdón C Tangana….tras un, llámalo camuflaje, llámalo transición personal. Pero no, que el rap cambie de aires no quiere decir que se pase al trap, aunque bien se pueda basar en el primero o bien se mezclen estilos.

Que sí, que los músicos y su música cambian al mismo tiempo y de forma dependiente una de la otra, pero el rap crudo y de siempre, es fácil de identificar al oído. Y me refiero a joyas auténticas como Las Ninyas del Corro o Santa Salut: BRUTALES, EN ESTADO PURO. Ahora escuchad esto y decidme en qué se parecía Crema al C Tangana con su “nuevo rap” (;

Pues eso, que pasando del dilema sobre si el rap y el trap son lo mismo (NO) y hablando del rap del panorama nacional, la esperanza femenina que se auguraba con Gata Catana, en parte se fue con ella, pero dejó un legado propio digno de escuchar.  Fue cuando empecé a escuchar a Ayax y Prok,  Foyone o Hard GZ, me pareció que por fin había novedad sin modernidades dentro del estilo puro más allá de los míticos como Violadores del Verso, SFDK, Cloaka Company, Flowklorikos, Nach, Los Chikos del Maíz, Xhelazz, Sharif, Rapsusklei, Shotta, Mucho Muchacho… etc.

Pero lo que más me gusta, es que entre esos descubrimientos ESTÁN ELLAS. Porque si fuera estaban Keny Arkana, Ana Tijoux, Reverie, Gabylonia y un largo etc,  aquí no resurgía tanta gente (lo siento pero Bad Gyal es al rap lo que el arroz con cosas es a la paella). Y de repente BOOM: Anier. BOOM. Tribade. BOOM: Tesa. BOOM: Andrae Durden… BOOM. Santa Salut. BOOM: Las Ninyas del Corro… y más booms.

¿Qué ha pasado?

Creo sinceramente que lo más puro del rap es expulsar de forma cruda lo que la sociedad necesita gritar, cosa que estilos más melódicos y emocionales tratan de no tratar o de edulcorar. Y la generación femenina se abre paso en su propio espacio para para gritar su realidad.

Recomiéndanos raperos y raperas en  comentarios de este artículo, tal vez se nos escapa algún descubrimiento del que hablar en futuras entradas o para hablar de ell@s entre los futuros podcast de nuestra sección y programa #PuntoDgiro.

señor@s… EL RAP ESPAÑOL NO HA MUERTO.

#musicaa2voces

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *